lunes, 22 de abril de 2013

Elixir de juventud

En los últimos años, he venido observando que el tiempo pasa factura y que no transcurre en balde.
He ido viendo como las graciosas líneas de expresión que dicen que dan personalidad al rostro a los 20 y pocos, se marcaban cada día más, mi piel perdía brillo, las bolsas de los ojos se hacían más visibles, al igual que las ojeras...Me habían alcanzado los 30, era evidente. Entonces, llegué a la conclusión de que los que dicen que la arruga es bella, deben estar míopes.

Empecé a probar varias marcas de cremas antiarrugas, hidratantes, serums... Entre ellas Deliplus, Diadermine, L'Oreal...

(Si, lo sé, ninguna de ellas demasiado cara, se trataba de frenar los 30, no remediar los 60!) Sin demasiada fe después de todo, (tengo que reconocerlo) empecé a usar la Nivea Q10 plus cuidado de día.

Aquí tengo que hacer un inciso puesto que cuando fui a comprarla, acudí a una de las perfumerías If que  tengo cercanas y muy atentamente una dependienta me empezó a hablar de una de las cremas más caras que tenían. Por mi parte, sutilmente, trate de guiarla hacia algo más económico, sin embargo, no sé si es que van a comisión o qué, la  amable dependienta estaba empeñada en que no me fuera de allí sin haberme gastado mínimo 20EUR.
Recuerdo que le pregunté por la Nivea y me hizo la pelota diciendome que no estaba indicada para una piel tan joven como la mía. Llena de "orgullo y satisfacción" por mi piel joven, me dirigí posteriormente a un Mercadona, donde por mi cuenta y riesgo, me compré por fin la Nivea por 9,95EUR.

A lo que iba...
Desde que empecé a usar el producto, puedo decir que hay una diferencia notable. (Por lo menos a mi piel, le ha ido bien)


La crema, que viene en un tarro de vidrio de 50ml, tiene a mi entender, la textura justa, ni muy acuosa, ni muy pesada. Se absorbe con rapidez y no deja esa sensación, que me habían dejado algunas cremas:  como si transpirase la piel al poco de aplicarla.
Me gusta su olor fresco y suave... y en cuanto a los efectos... es una crema que me ha sorprendido mucho!
Las líneas de expresión se han suavizado, mi piel ha vuelto a estar hidratada durante todo el día y por fin, tengo controlada la "zona T".

Sin bien es verdad que dicen los expertos que hemos de variar las cremas que usamos, puesto que nuestra piel tiende a acostumbrarse a los estímulos de forma que llega un momento en el que no reacciona de la misma manera a los mismos principios, aún así, os puedo asegurar que yo, repetiré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario