martes, 21 de mayo de 2013

Exfoliante y Mascarillas caseras (como las de Lush !!)


Hola a tod@s!!

Espero que todos esteis muy bien y si no, que lo que os traigo hoy, os ayude a pasar el rato.

Un DIY “potinguil”… je, je…

Creo que tod@s conocemos la marca “Lush”. (www.lush.es)

Se trata de una marca que a mi me encanta, pues llevan como bandera la fabricación de cosméticos efectivos, a base de productos naturales, evitando los ingredientes perniciosos y sin testar en animales.

También se implican en acciones sociales como política verde (“100% Aptos para vegetarianos. 80% Aptos para veganos. 67% sin conservantes. 46% Sin empaquetado”) con una especie de “Back to lush” para la reutilización de los envases, campañas antitaurina, etc.

Es efectiva, aunque no es económica.

Sin embargo, siguiendo también un poco esta filosofía “handmade”, nos podemos animar a fabricar algunas cositas que son sencillas y nos pueden ir bien.

Yo personalmente, aunque soy cliente de la marca, (de echo tengo un pedido en camino!) me he animado a copiarles algunas ideas, con resultados similares (por lo menos en mi piel), pero más económicos.

Alguna de esas ideas, son las que voy a compartir con vosotros: exfoliante y mascarilla hechos a base de azúcar y cacao que sirve para su aplicación en el rostro y labios.
** Lush tiene una mascarilla a bade de cacao puro (Cupcake) y un exfoliante de labios a base de azúcar y chocolate (Sweet lips, si mal no recuerdo).-

1ª Opción: Exfoliante

Mezcla una cucharita de azúcar con tu jabón de rostro habitual y añade después otra de chocolate en polvo.
Aplícalo en el rostro por las zonas a exfoliar y labios, en movimientos circulares y sin apretar demasiado.
Retíralo con agua fría.

2ª Opción: Mascarilla (recomendable después de la exfoliación)

Toma una o dos onzas de un chocolate negro de la marca que consideres más oportuna, (cuanto más porcentaje de cacao, mejor) y fúndelo al baño maría.

Esperar a que se enfríe un poco y mezclarlo bien con medio Yogurt natural. (Si teneis la piel seca podeis añadir unas gotitas de aceite de almendras u oliva)

Aplicar haciendo un suave masaje y esperar que seque en el rostro, por lo que no recomiendo una capa muy gruesa. Retirar con agua templada y terminar con agua fría.
(Y lo que sobre, lo podeis saborear tan ricamente!)

**Nota: La que sea alérgica a algo de lo que os digo, por favor, que no lo pruebe. 


Ya me direis si os ha gustado... hasta la próxima!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario